> Aditivos Alimentarios > Antioxidante

Diácido ascórbico - E-303

No es peligroso,  Antioxidante de origen Químico

Otros nombres: Ascorbato de Potásico  

El diácido ascórbico es una sal de potasio proveniente del ácido ascórbico, y presentan unas propiedades muy potentes para ser un antioxidante y fue muy utilizado en algunas industrias alimentarias de origen Europeo, pero ya no lo emplean. La decisión de retirar este aditivo del proceso de producción de ciertos alimentos fue porque tiene una gran eficiencia de potasio y puede generar toxicidad en las personas. 

Este antioxidante también es empleado en los nitratos y los nitritos y también se emplea combinado con la ribosa en algunos casos. 

También se pudiera decir que el diácido ascórbico es la vitamina C pero de origen químico, pero no es utilizado en el proceso de fabricación de alimentos por esto sino por sus efectos antioxidantes.    

Obtención del Diácido Ascórbico E303. Composición química. 

El diácido ascórbico se obtiene químicamente por medio de una solución extemporánea del agua fría en una parte de ácido ascórbico y dos porciones de bicarbonato de potasio, que debe de tener un porcentaje bastante alto de cristalización. En la preparación no se deben usar utensilios de metal para evitar la oxidación del ácido ascórbico.

¿Dónde encontramos el diácido ascórbico – E-303?

El diácido ascórbico se puede encontrar en las panaderías para elaborar panes tostados, masa para las pizzas, para hacer bollería, en la pastelería, cereales, galletas, diferentes bebidas como refrescos y sodas, también en los zumos de los jugos naturales y procesados, todo tipo de salsas para condimentar las comidas, aceitunas, embutidos, conservantes utilizados para enlatar ciertos alimentos como mariscos, entre otros.      

En algunas  medicinas se pueden encontrar también, y estos utilizados para controlar la enfermedad de hipopotasemia, esto se refiere a un nivel de potasio muy inferior en comparación con los valores normales, y este antioxidante permite una mejor conducción de los nervios y la contracción de los músculos lisos y del esqueleto.

Efectos secundarios

Se han realizado diversos estudios científicos y pruebas y no se han encontrado ningún efecto secundario, aunque los expertos consideran que las personas no deben de consumir más de 500 mg a diario porque este antioxidante puede ser causantes de diarreas y que las personas pudieran presentar cálculos renales.  

Aunque una dosis muy alta de ascorbato de calcio puede producir una hipercalcemia, esto sucede cuando una persona consume 18 g aproximadamente de este fármaco, además esta dosis no puede ser suministrada de una forma accidental, es muy probable que la persona este consiente de lo que esté haciendo.